Puntos clave en el proceso de indemnización

Home/Compensación/Seguro/Puntos clave en el proceso de indemnización

A la hora de plantearse presentar una reclamación con el objeto de conseguir la indemnización que por derecho corresponda, hay que tener varias cosas claras para que nada nos pille por sorpresa. En primer lugar, y aunque parezca obvio, es importante obtener pruebas de cómo se produjo el siniestro y de los daños y perjuicios sufridos. En el momento del accidente hay que  rellenar un parte amistoso y que sea firmado por todos los conductores implicados en el accidente. Mejor aún, si es posible, llamar a la autoridad policial, para que elabore un atestado, en el que se recojan todos los datos de vehículos, conductores y lesionados y se redacte juicio crítico de cómo sucedieron los hechos.

Posteriormente, será necesario recopilar todos los documentos relacionados con las lesiones y los perjuicios sufridos, para que puedan ser acreditados y valorados a la hora de reclamar la indemnización: informes médicos, facturas, justificantes de transporte u otros gastos, fotografías de ropas y objetos dañados, etc.

Si se han sufrido lesiones, es aconsejable presentar una denuncia en el Juzgado. De esta manera la víctima podrá beneficiarse de la gratuidad de los servicios médicos judiciales, que valorarán las lesiones sin coste para el denunciante. La denuncia debe ser presentada antes de que pasen seis meses desde el día del accidente. Si no se presenta, el lesionado tendrá que asumir la valoración de lesiones que haga la aseguradora contraria o bien, encargar una valoración de un médico privado cuyo coste tendrá que soportar.

Una vez presentada la denuncia, los lesionados serán citados por el Juzgado para que les vea el médico forense y proceda a valorar las lesiones sufridas en el accidente. El forense determinará los días que el lesionado ha necesitado para su recuperación, indicando además cuántos de ellos ha permanecido hospitalizado, durante cuántos ha estado impedido para sus ocupaciones habituales y si le ha quedado alguna secuela. Una vez obtenido el informe del forense, hay que calcular el importe de la indemnización que corresponde a los días y secuelas recogidos en él, de acuerdo con el BAREMO que establece la ley.

Además de las lesiones, es posible reclamar daños materiales y perjuicios que se hayan derivado del accidente, como hemos dicho anteriormente: gastos médicos, de transporte, daños en objetos o ropa, pérdidas económicas, siempre y cuando estén todos debidamente acreditados.

Es muy importante acudir a un profesional que nos asesore sobre los documentos a presentar y las gestiones a realizar para obtener la máxima indemnización que nos corresponde.

2015-03-10T17:34:27+00:00 marzo 10th, 2015|Compensación/Seguro|Comentarios desactivados en Puntos clave en el proceso de indemnización