¿PERJUDICA EL NUEVO CÓDIGO PENAL A LAS VICTIMAS DE ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN?

Home/Información y defensa Jurídica/¿PERJUDICA EL NUEVO CÓDIGO PENAL A LAS VICTIMAS DE ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN?

Nuevo código penal que afecta a las víctimas de accidente de circulación.

¿SUPONE EL NUEVO CÓDIGO PENAL UN PERJUICIO PARA LAS VICTIMAS DE ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN?

La reforma operada en el Código Penal ha eliminado las faltas del sistema legal, habiéndose abierto un debate sobre si ello constituye un perjuicio para las víctimas de accidentes de circulación. La Ley reconoce su propósito al expresar que “se estima oportuno reconducir las actuales faltas de homicidio y de lesiones por imprudencia leve a la Jurisdicción civil” Las  asociaciones de automovilistas y de víctimas critican de manera unánime dicha reforma legal al considerar que supone un recorte considerable de derechos para las personas que sufren las consecuencias de un accidente de tráfico, puesto que la supresión de las faltas de nuestro ordenamiento deja a la jurisdicción civil como única vía para reclamar judicialmente los daños y perjuicios.

Los críticos con la Reforma aducen que ello va a suponer que muchas víctimas dejen de reclamar la indemnización puesto que la vía jurisdiccional civil es mucho más costosa que la penal. Se teme que ello pueda provocar que las víctimas de accidentes de circulación se vean abocadas a suscribir con las compañías aseguradoras acuerdos extrajudiciales por cantidades indemnizatorias mucho más bajas que las que se podrían obtener en un Juicio de Faltas.

¿Las víctimas de accidentes de circulación salen perdiendo?

Los “partidarios” de esta Reforma oponen argumentos jurídicos que merecen ser tenidos en cuenta. Sostienen, con mucha razón, que en un País democrático y social el Derecho Penal, es decir, la capacidad del Estado de castigar a los ciudadanos, debe regirse por el principio de intervención mínima, lo cual significa que el castigo penal solo se justifica cuando se trata de acciones graves y cuando no hay otra medida menos drástica para evitar la acción que se castiga. Siendo así, lo que se ha despenalizado es la imprudencia leve; las imprudencias graves que causen muertes o heridas graves siguen siendo tratadas como delitos y, por lo tanto, sigue abierta la posibilidad de acudir al juicio penal para reclamar los daños y perjuicios que se deriven de la imprudencia.

Planteamos en nuestro blog si supone un perjuicio para las victimas de accidentes de circulación el nuevo código penal.

 

Ejemplos prácticos de accidentes de circulación

Nada mejor que unos ejemplos para formarnos una opinión personal al respecto. Si un accidente de circulación viene provocado porque uno de los conductores implicados supera la tasa de alcoholemia, habrá incurrido en imprudencia grave y el asunto será tratado por los Tribunales penales. Lo mismo sucederá si la velocidad es considerablemente superior a la permitida o si produce un adelantamiento en un tramo de carretera en el que está prohibido adelantar. Por el contrario, si el accidente se produce porque el conductor ha sufrido un despiste o porque las ruedas de su vehículo o los frenos estaban deteriorados, estaríamos ante una imprudencia leve ante la que la aplicación del castigo penal puede ser excesiva e innecesaria.

La protección de las víctimas de accidentes de circulación consiste no tanto en castigar al culpable del accidente por una imprudencia leve como en proporcionarle toda la asistencia que necesite para recuperarse de las posibles lesiones y una indemnización que sea suficiente y justa. En este sentido, la Reforma del Código penal ha venido acompañada, casi al mismo tiempo, con la ley de reforma del baremo para medir las indemnizaciones, la cual según hemos visto en otras entradas, ha supuesto una notable mejora para las víctimas de accidentes de circulación.

En CONFÍA ACCIDENTES tenemos la convicción de que las personas que nos confían la tramitación de la reclamación por accidente de circulación no se va a ver obligada a aceptar un acuerdo extrajudicial con una cuantía indemnizatoria menor por el hecho de que no sea posible juzgar el caso en un Juicio de Faltas. Nos sentimos satisfechos al saber que el coste del proceso civil no va a ser un impedimento para que el accidentado reclame judicialmente a la compañía de seguros porque no necesita desembolsar cantidad alguna para que tramitemos su asunto. Los honorarios se cobran una vez se ha recibido el dinero de la compañía aseguradora.

 

2017-07-31T14:05:15+00:00 septiembre 29th, 2016|Información y defensa Jurídica|Comentarios desactivados en ¿PERJUDICA EL NUEVO CÓDIGO PENAL A LAS VICTIMAS DE ACCIDENTES DE CIRCULACIÓN?