Periodo de incapacidad y curación de las lesiones: indemnizaciones

Home/Lesiones/Periodo de incapacidad y curación de las lesiones: indemnizaciones

Según la Sentencia 330 del Tribunal Supremo de 26 de mayo de 2010, el momento clave de toda reclamación de daños y perjuicios por lesiones es el “alta definitiva”. Así la sentencia declara:

“Esta Sala tiene declarado que la prescripción de la acción para reclamar por secuelas se inicia con la determinación de su alcance o de los defectos permanentes originados, pues hasta que no se determina ese alcance no puede reclamarse por ellas (SSTS de 20 de mayo de 2009, 14 de julio de 2008 y 13 de julio de 2003). El conocimiento del daño sufrido que ha de determinar el comienzo del plazo de prescripción lo tiene el perjudicado al producirse el alta, en la medida que en esta fecha se declaran estabilizadas las lesiones y se concretan las secuelas o, lo que es igual, se determina en toda su dimensión el daño personal y los conceptos indemnizables (SSTS, de Pleno, de 17 de abril de 2007, y de 17 de abril de 2007, así como SSTS de 7 de mayo de 2009, 9 de julio de 2008, 18 de septiembre de 2008, y de 30 de octubre de 2008, las cuales, al referirse a la distinción entre sistema legal aplicable para la determinación del daño y cuantificación económica del mismo, refrendan el criterio de que el daño queda concretado, como regla general, con el alta médica, y que esto obliga a valorarlo con arreglo a las cuantías actualizadas vigentes para todo el año en que ésta se produjo)”.

Esta sentencia es clara al identificar que el alta médica definitiva es aquel momento en el que se declaran estabilizadas las lesiones y se concretan las secuelas. Además, es el momento final del período de incapacidad temporal, el momento a tener en cuenta para la valoración de los daños según el baremo vigente en dicho momento y el inicio del plazo de prescripción de la acción indemnizatoria.

De este modo, el alta definitiva es sinónimo de estabilización lesional. De esto se desprende que no cabe, como principio, alta definitiva que retrotraiga la estabilización lesional a un momento anterior.

Baremo para indemnizaciones

El baremo es una norma para indemnización de daños y perjuicios y no un protocolo médico estricto.

Éste establece como indemnizables, en su Tabla V y como “indemnizaciones por incapacidad temporal” distintos días de baja con diferentes cantidades de mayor a menor:

  • Durante la estancia hospitalaria
  • Sin estancia hospitalaria
    • Impeditivos
    • No impeditivos

Además, liga las indemnizaciones básicas que establece a un factor de corrección por perjuicios económicos según los ingresos mayores o menores de la víctima por trabajo personal.

Interpretación del Tribunal Supremo

En este sentido, interpretando el baremo, el Tribunal Supremo ha establecido como día a tener en cuenta, tanto para la determinación de los importes indemnizatorios correspondientes como para el inicio del plazo de prescripción de la reclamación, el del “momento en que las secuelas del propio accidente han quedado determinadas que es el del alta definitiva” (STS Pleno de 17 de abril de 2007).

A efectos indemnizatorios, que es de lo que trata el baremo, los días de baja impeditivos son todos aquéllos durante los cuales el lesionado está incapacitado para desarrollar su ocupación o actividad habitual.

En este sentido, tratándose de una persona laboralmente activa, se identifica con su trabajo, pues ésta es su ocupación habitual y con su baja laboral.

Además, el baremo dice ocupación habitual, y no trabajo habitual, porque así se incluyen también otras personas incapacitadas para su ocupación habitual que no desarrollan trabajo remunerado. En este punto, se incluirían las amas de casa, estudiantes, etc., durante todo el período que estén impedidos para su respectiva ocupación habitual.

Durante el período de incapacidad laboral correspondiente, el lesionado no sólo no puede ejercer su profesión o trabajo, sino que si lo hiciera incurriría en la correspondiente sanción. Así, lo establecen los arts. 132 de la Ley General de la Seguridad Social y 25 y 47 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social.

En ningún caso se identifica la incapacidad para la ocupación habitual con la incapacidad “para toda” ocupación o actividad. Ni la Ley lo sugiere siquiera, pues este último concepto va mucho más allá y se asimila a lo que en el ámbito laboral se conoce como invalidez absoluta y/o gran invalidez, situaciones ambas mucho más graves y que sólo se dan generalmente durante la estancia hospitalaria.

El día de baja no impeditivo es todo aquel durante el cual el lesionado permanece bajo tratamiento médico hasta obtener el alta definitiva, siempre y cuando no esté incapacitado para su ocupación habitual.

En definitiva, mientras no se produzca el alta definitiva del médico o centro asistencial correspondiente —a salvo una mala praxis—, mientras el lesionado esté en tratamiento médico (reposo, medicamentoso y fisioterapia) y de baja laboral, se encuentra en situación de incapacidad temporal con alcance impeditivo para su ocupación habitual.

Riesgos de alterar la incapacidad temporal

Falsear el alta definitiva retrotrayéndola a una fecha anterior de supuesta estabilización lesional previa es tanto como burlar el propio concepto de incapacidad temporal utilizándolo como un acordeón en perjuicio del lesionado.

Además, supondría ningunear la propia utilidad del tratamiento médico deparado e ignorar la realidad de la baja laboral y de los perjuicios económicos consecuentes.

En estas situaciones se quedaría sin indemnizar en un baremo cuya finalidad es precisamente la indemnizatoria con alcance integral (asegurar la total indemnidad de los daños y perjuicios causados), como dice el apartado séptimo del baremo.

Por otro lado, dar carácter retroactivo a una alta médica partiendo de conceptos difusos que no contempla la Ley a estos efectos es sumamente peligroso, inseguro, y puede afectar al plazo de prescripción de la propia acción indemnizatoria. Esta práctica es propia de “tasadores” de aseguradoras y conlleva un evidente interés en favor de éstas.

2013-11-05T11:17:01+00:00 noviembre 5th, 2013|Lesiones|Comentarios desactivados en Periodo de incapacidad y curación de las lesiones: indemnizaciones