accidente de tráfico sin seguro

QUÉ OCURRE SI TENGO UN ACCIDENTE DE TRÁFICO SIN SEGURO OBLIGATORIO

EL INCUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN DE  CONTRATAR SEGURO DE VEHÍCULOS A MOTOR

 La Ley establece la obligación de que suscribamos y mantengamos en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de motor que sea de nuestra titularidad ( Artículo 2 Ley de responsabilidad civil y seguro de vehículos a motor) Lamentablemente, esta obligación se incumple con demasiada frecuencia; las estadísticas nos muestran que cada año se producen entre 16.000 y 20.000 accidentes de tráfico en los que alguno de los vehículos involucrados carece de seguro obligatorio.

El incumplimiento de la obligación de contratar  un seguro conlleva una multa de 601 a 3.005 Euros y el depósito o precinto público o domiciliario del vehículo a cargo del propietario por el tiempo de 1 mes a 1 año. Hay muchas posibilidades de que tengamos que hacer frente a una multa si carecemos del seguro obligatorio. Téngase en cuenta que los vehículos de la Guardia Civil tienen un dispositivo que avisa a los agentes cuando se cruzan con algún vehículo que carece del seguro obligatorio. Así pues, el simple hecho de tener estacionado un vehículo sin seguro nos supondrá una multa de 601 euros, aunque no circulemos con él.

QUÉ SUCEDE SI CAREZCO DE SEGURO OBLIGATORIO Y TENGO UN ACCIDENTE DE TRÁFICO

Las consecuencias que se derivan del incumplimiento de la obligación de asegurar los vehículos nos pueden llevar a la ruina y comprometer nuestro futuro económico. Es así porque en el supuesto de que circulemos con un vehículo sin seguro obligatorio y tengamos un accidente por nuestra culpa, tendremos que soportar con nuestro patrimonio el pago de la indemnización por accidente de tráfico.

SI NO TENGO LA CULPA DEL ACCIDENTE ¿SOY RESPONSABLE DE LOS DAÑOS SI CAREZCO DE SEGURO OBLIGATORIO?

En caso de circular con el vehículo sin seguro y sufrir un accidente en el que no tenemos culpa, no seremos responsables de los daños y tendremos derecho a que nos indemnicen la compañía aseguradora del vehículo culpable del accidente. El problema está en que lo más normal es que la compañía aseguradora pretenda valerse de esa circunstancia para rebajar la indemnización que nos corresponde o, lo que es peor, desplazar hacia nosotros la culpa del accidente. Así pues, en este supuesto lo más recomendable es acudir  al asesoramiento y defensa de los abogados especialistas en accidentes de tráfico para neutralizar los muy potentes recursos técnicos y humanos que la compañía aseguradora empleará contra nosotros.

             

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.