Indemnización por esquince cervical en accidente de tráfico

Home/Compensación/Seguro/Indemnización por esquince cervical en accidente de tráfico

El esguince cervical es una lesión que se sufre con frecuencia tras un accidente de tráfico a consecuencia del denominado latigazo cervical, un movimiento brusco de la zona alta de la columna vertebral que se produce a consecuencia de un movimiento brusco de aceleración y deceleración que transmite energía al cuello. Suele producirse por un impacto posterior, frontal o lateral al colisionar dos vehículos o frenar bruscamente.

Las manifestaciones de la lesión por el esguince cervical en accidente de tráfico  pueden no ser inmediatas después del accidente. Los síntomas varían mucho en función de la gravedad de la lesión: dolor de cabeza persistente, en las extremidades o incluso adormecimiento en las manos y brazos… puede generar mareos o insomnio así como afectar tal estado de ánimo.

Cómo afecta el nuevo Baremo a este tipo de lesiones

El nuevo baremo recoge este tipo de lesiones en su artículo 135:

Los traumatismos cervicales menores que se diagnostican con base en la manifestación del lesionado sobre la existencia del dolor, y que no son susceptibles de verificación mediante pruebas médicas complementarias, se indemnizan como lesiones temporales, siempre que la naturaleza del hecho lesivo pueda producir el daño de acuerdo con los criterios de causalidad genérica (…)”

 Según este artículo, un traumatismo cervical menor es aquel que no puede demostrarse con pruebas médicas y cuya existencia sólo se conoce a partir de las manifestaciones del paciente. Por lo tanto, si cuando el accidentado acude a urgencias el médico detecta contracturas a través de la exploración o de radiografías, la existencia del esguince cervical quedará demostrada, y no podrá ser considerado un traumatismo cervical menor.

En caso de que la lesión no pueda ser demostrada objetivamente, la indemnización por traumatismo cervical menor se circunscribirá en principio a los días de baja, siempre que el origen de la lesión cumpla con alguno de los denominados criterios de causalidad genérica:

  • Exclusión: que no exista otra causa ajena al accidente de tráfico que pueda justificar los síntomas.
  • Cronológico: el lesionado no debe tardar más de 72 horas en acudir a urgencias.
  • Topográfico: que haya una relación entre la zona corporal afectada por el accidente y la lesión sufrida.
  • Intensidad: que la lesión sufrida se adecúe al mecanismo que la produjo, teniendo en cuenta entre otras variables, la intensidad del accidente

Es importante por tanto que, en caso de sufrir un latigazo cervical, acudamos a un centro médico donde puedan valorar nuestra lesión y realizarnos pruebas que nos permitan demostrar de forma objetiva que existe tal lesión, de lo contrario ésta será considerada un traumatismo cervical menor, y por tanto no tendremos derecho a indemnización, ya que en este tipo de lesión, al no realizarse ningún tipo de rehabilitación. no se indemnizan secuelas ni días de baja.

En cualquier caso, desde Confía Accidentes recomendamos en este tipo de situaciones recurrir a nuestros abogados especializados en accidentes de tráfico, que nos informarán de la forma más adecuada de proceder para poder obtener la mejor indemnización.

2016-06-10T18:34:17+00:00 junio 10th, 2016|Compensación/Seguro|Comentarios desactivados en Indemnización por esquince cervical en accidente de tráfico