Fatiga al volante en personas mayores

Home/Tráfico y Seguridad Vial/Fatiga al volante en personas mayores

Fatiga en personas mayores

La fatiga al volante es un proceso por el cual disminuyen la calidad y precisión de la conducción debido a factores físicos (edad, cansancio) y psíquicos (concentración, disminución de la percepción)

La fatiga suele manifestarse a consecuencia de conducciones prolongadas, especialmente si son monótonas o requieren un alto grado de atención como ocurre cuando se dan condiciones meteorológicas adversas (lluvia, niebla…) La consecuencia es que se reducen nuestros niveles de alerta, nuestra capacidad de concentración y el sistema locomotor no responde correctamente. Nuestra capacidad de reacción ante estímulos disminuye y aumentan los errores, por tanto nuestra conducción empeora y el riesgo de sufrir un accidente aumenta.

 

Accidentes de tráfico y fatiga

Estudios realizados por organismos nacionales e internacionales revelan que la fatiga es uno de los principales desencadenantes de accidentes de tráfico (junto con el consumo de drogas y alcohol y la velocidad), del que se derivan entre un 17 y un 23 % de los accidentes de tráfico. En el caso de conductores profesionales, un tercio de los accidentes tienen como causa principal la fatiga.

La fatiga es responsable de entre un 17 y un 23 % de los accidentes de tráfico

Además se ha observado que el riesgo de sufrir fatiga en la conducción aumenta a partir de los 60 años. Actualmente en España este grupo de edad supone el 16,6% de la población y, si atendemos al parque móvil, 3.621.197 conductores (un 15.31 % del total). SI tenemos en cuenta el envejecimiento que experimente nuestra sociedad, nos daremos cuenta de que la fatiga merece especial atención en la prevención de accidentes, es por ello que la DGT ya esta realizando estudios que permitan conocer de forma detallada cómo actúa, para posteriormente elaborar planes de prevención.

 

¿Cómo detectarla?

Existen algunos síntomas que nos permitirán identificar cuándo empieza a manifestarse la fatiga:

-Incomodidad física: cambios frecuentes de postura, rigidez muscular necesidad de estiramiento, tensión…

-Sensación de cansancio o somnolencia: parpadeo más frecuente de lo habitual, sensación de ojos cansados, frotarse ojos y/o nariz.

-Lentitud en la respuesta a estímulos: Puede reducirse hasta un 75%.

-Mala percepción de distancias y velocidades.

-Pérdida de atención y concentración.

 

¿Cómo prevenirla?

Afortunadamente, podemos hacer mucho para prevenir la fatiga en carretera.

Descansar: Es recomendable hacer pausas cada 2h o cada 200km, durante 20 ó 30 minutos.

Controlar la deshidratación: La falta de líquido en nuestro organismo puede ocasionar cierta sensación de malestar. Es recomendable beber agua sin esperar a tener sed.

Evitar comidas pesadas: Ya que las comidas pesadas o copiosas aumentan la posibilidad de sufrir somnolencia.

Mantener agradable el habitáculo: la comodidad del conductor es lo más importante. La postura debe ser cómoda y natural. Se debe evitar llevar ropa incómoda o muy apretada y mantener una temperatura agradable (en torno a 21ºC).

-Evitar el consumo de calmantes o estimulantes: Por supuesto evitar el consumo de alcohol y drogas, pero debemos tener especial cuidado con los estimulantes que pueden llevarnos a un estado de ansiedad en lugar de alerta. También es importante prestar atención a los efectos secundarios de los medicamentos que podamos estar consumiendo.

-Evitar conducir si se dan condiciones climatológicas adversas: Niebla, lluvia, nieve… Este tipo de situaciones además de suponer un riesgo, requieren un esfuerzo de atención mayor por lo que, siempre que sea posible, es recomendable detener la marcha hasta que mejoren las condiciones.

-Conducir a una velocidad adecuada y constante: Conducir rápido requiere un aumento de concentración, por lo que para evitar la fatiga en la conducción es recomendable adaptarnos a las velocidades recomendadas para cada tipo de vía.

Teniendo en cuenta todos estos consejos garantizaremos una conducción más segura, evitar la fatiga y reducir el riesgo de accidente. A pesar de todo siempre en conveniente contar con el apoyo de especialistas que nos asesoren correctamente si sufrimos un accidente. Confía Accidentes cuenta con abogados especializados en accidentes de tráfico que dominan la legislación específica para este sector.

2016-02-25T18:42:56+00:00 febrero 25th, 2016|Tráfico y Seguridad Vial|Comentarios desactivados en Fatiga al volante en personas mayores