Esguince cervical

Home/Lesiones/Esguince cervical

 

Sufrí un golpe trasero en mi vehículo, ahora tengo un esguince cervical

Esguince cervical

“Iba tranquilamente con mi coche, camino del trabajo con el habitual atasco. Tan tranquilo, pensando en mis cosas y atento al tráfico, que iba como siempre, unas veces avanzaba rápido y otras más lento, de repente noté un golpe en el coche y me llevé un susto tremendo”

Seguramente este comienzo lo has escuchado en varias ocasiones e incluso puede que te haya ocurrido alguna vez.

Normalmente salimos del coche medio en shock, ya que el susto que nos hemos llevado ha sido grande, y queremos comprobar cómo está la situación y la persona que nos ha golpeado, queremos saber qué es lo que ha pasado. En ocasiones podemos salir muy enfadados del coche, ya que no deja de ser un accidente de tráfico que uno no se espera.

Lo mejor, tras rellenar el parte, es acudir al médico para que valore las lesiones, como un posible esguince cervical, muy típico en estos casos. Este ligero choque puede parecernos algo sin importancia, pero sin embargo, a medida que avanza el día puedes comenzar a notar ligeras molestias que puede que te lleven a algo más grave de lo que tú pensabas en un inicio.

Una buena idea es pedir un examen exhaustivo a un profesional médico para diagnosticar algún problema grave o bien descartarlo. Los síntomas que suelen darse en caso de un esguince cervical son rigidez en el cuello, dolor de hombros y brazos, dolor de cabeza, vértigo, mareos, hormigueo en los brazos y las manos y puede que un zumbido en los oídos.
El esguince cervical o latigazo cervical, requiere de un tratamiento de rehabilitación bastante constante ya que son músculos los que han sido dañados y para su recuperación es necesario que pase tiempo con el tratamiento adecuado. Este suele centrarse en los antiinflamatorios y en el tratamiento del cuello a través de la fisioterapia.

2015-05-26T23:22:58+00:00 mayo 26th, 2015|Lesiones|Comentarios desactivados en Esguince cervical