derechos accidentados de tráfico

Un Accidente de tráfico es una situación atípica y excepcional. Afortunadamente no es algo que vivamos con frecuencia, por lo que es habitual que surjan dudas acerca de cómo debemos actuar y cuáles son nuestros derechos.

Si has resultado lesionado en un accidente de tráfico, desde un esguince cervical o unas simples contusiones hasta lesiones más graves, deberías conocer tus derechos como accidentado. En este sentido, tanto si eres conductor, pasajero o peatón, tus derechos son los siguientes.

¿Qué derechos tiene el accidentado de tráfico? 

Cuando tenemos un accidente de tráfico en lo primero que pensamos es en el reponernos de las posibles lesiones y de todo lo que nos haya ocurrido. Sin embargo hay temas legales que se escapan de nuestros conocimientos. Como por ejemplo los derechos de los accidentados de tráfico.

Normalmente no solemos preocuparnos de estos temas hasta que nos ocurre alguna desgracia, pero está bien que se sepan los derechos que uno tiene en caso de accidente ya que en ese momento tenemos que apoyarnos en conocimientos jurídicos para saber qué determinaciones tomar.

  • En primer lugar tiene derecho a una asistencia sanitaria de calidad hasta que esté completamente recuperado, esto incluye la rehabilitación que correrá a cargo de la compañía de seguros del automóvil.
  • También tiene derecho a consultas con otros especialistas en caso de necesitarlo o quererlo, para el tratamiento de las lesiones.
  • Posee derecho a recibir asistencia jurídica, esto debe decidirlo el lesionado ya que puede quedarse con los que le ofrece la aseguradora o bien tratar con asistencia independiente, este caso suele ser el más recurrente ya que algunas aseguradoras intentan defender sus intereses antes que el de los propios lesionados.

Derecho a recibir asistencia sanitaria

Tras un accidente de tráfico es muy importante acudir al médico en las 72 horas siguientes al mismo. Así, la primera asistencia a la persona lesionada y el tratamiento necesario para su completa recuperación se puede realizar en:

  • Centros Sanitarios de la Seguridad Social: No es la opción más recomendable para lesiones que no sean muy graves, ya que las listas de espera y procesos son más largos.
  • Mutua laboral: Sólo destinados a accidentes en horario laboral.
  • Hospitales Privados: Los costes son a cargo de la propia compañía aseguradora o de la compañía que asegura al vehículo responsable del accidente.

Tendremos derecho a elegir el centro sanitario (público o privado) donde queremos recuperarnos de las lesiones sufridas. Los costes derivados de los servicios médicos correrán a cargo del seguro.

Esta asistencia sanitaria será gratuita para accidentados de tráfico, sin penalización en su póliza, e incluye consultas posteriores con los especialistas necesarios para el tratamiento y rehabilitación de la lesiones hasta su completa recuperación. .

Derecho a recibir una indemnización económica

Tanto el conductor del vehículo no culpable del accidente como los pasajeros de los vehículos implicados, tienen derecho a una indemnización económica por los daños sufridos. Así, los daños a indemnizar pueden ser de diferentes tipos:

  • Daños personales: Son los daños físicos y psicológicos que sufrirían las personas involucradas en el accidente. Estos daños deben ser valorados por un perito médico que analiza el parte médico en base al Baremo de tráfico vigente. La indemnización va acorde a la baja médica (es decir el periodo de rehabilitación, o las secuelas) y no es necesaria la baja laboral.
  • Daños materiales: Son los daños físicos que se hayan podido producir en nuestro vehículo o en los objetos que llevamos en él en el momento del accidente (gafas, teléfonos móviles, carga que transportamos…). Los daños materiales incluyen cualquier perjuicio económico que sufra la víctima a consecuencia del accidente.
  • También se suele tener en cuenta las posibles ganancias dejadas de percibir como consecuencia del accidente y otra serie de daños. Esto se debe a que nuestro sistema legal aboga por la restitución íntegra del daño causado a la víctima del accidente.

Derecho a la libre elección de abogado

Las víctimas de un accidente de trafico pueden elegir libremente al abogado que consideren vaya a defender mejor sus intereses. No es recomendable que esta labor sea realizada por un abogado de su compañía aseguradora, ya que por lo general velara más por los intereses de la compañía que por los del accidentado.

En este sentido, las pólizas de seguros, tanto de los vehículos como del hogar, habitualmente incluyen la defensa jurídica, por la que la compañía de seguros debe hacerse cargo de los gastos y minuta del abogado independiente elegido por el accidentado (sólo hasta el límite económico que esté previsto en dicha cobertura).

Una vez elegido el abogado, existen dos vías para reclamar un accidente de tráfico:

-Reclamación extrajudicial: se realiza de forma amistosa y nos evita tener que ir por la vía judicial, con las molestias que esto puede ocasionarnos. Actualmente, (tras la entrada en vigor del Baremo Legal de Tráfico publicado en septiembre de 2015,) este es un trámite obligatorio, independientemente de que después queramos interponer una demanda contra el contrario.

 -Reclamación civil: se realiza cuando la reclamación extrajudicial resulta fallida. Para este tipo de reclamación la víctima debe interponer una demanda, y además conlleva gastos adicionales al requerir la actuación de un  procurador y un perito médico.

Si aún tienes dudas contacta  sin compromiso con nuestro despacho de abogados Confía Accidentes , la consulta es totalmente gratuita.

900 835 535 | 91 133 19 82

Entradas recomendadas