Ampliación de los supuestos de accidentes “in itinere”

Home/Información y defensa Jurídica/Ampliación de los supuestos de accidentes “in itinere”

La jurisprudencia viene definiendo el accidente laboral “in itinere” como aquel que sufre el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo. Sólo puede calificarse como tal aquél que se produce porque el desplazamiento venga impuesto por la obligación de acudir al trabajo.

 Por tal razón, el accidente “in itinere” se construye a partir de dos términos: el lugar de trabajo y el domicilio del trabajador. Además, hay que sumar otra variable: la conexión entre ellos a través del trayecto. No existe accidente “in itinere” cuando se ha finalizado el trayecto o todavía no se ha iniciado.

Requisitos de un accidente “in itinere”

Los requisitos que normalmente se exigen para considerar un accidente “in itinere” son:

  • Topográfico: que se produzca en el trayecto habitual y normal de recorrido desde el domicilio al lugar de trabajo o viceversa, con la finalidad principal y directa de acudir o volver del trabajo.
  • Cronológico:  que se produzca dentro del tiempo que normalmente se invierte en el trayecto, es decir, que el recorrido no se altere por desviaciones temporales que no sean normales o que respondan a motivos de interés particular.
  • Mecánico: el trayecto debe realizarse con un medio de transporte adecuado, el normal o habitual.

Sentencia de ampliación de supuestos

No obstante, esta doctrina se ha visto alterada por la Sentencia de la Sala Cuarta de lo Social del Tribunal Supremo Tribunal Supremo de 26 de diciembre de 2013, en la que se trata el caso de un trabajador que sufre un accidente de circulación un domingo cuando se desplazaba desde su domicilio habitual, donde descansaba los fines de semana, hasta el domicilio donde residía durante los días laborales de la semana, con el fin de incorporarse al día siguiente a su centro de trabajo en su horario habitual.

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo estima que se dan los condicionantes o factores para que se  considere el accidente “in itinere”:

  • Aunque el destino no es el lugar de trabajo, el dirigirse a la residencia laboral no rompe la relación trayecto-trabajo.
  • Aunque el accidente se produce un domingo, cuando su jornada laboral comienza el lunes siguiente, se considera un opción válida el trasladarse desde el domicilio habitual a su residencia laboral para, después de descansar, acudir a su lugar de trabajo al día siguiente.

La Sala estima la necesidad de adaptar las normas a la nueva realidad social de movilidad territorial que exige ajustes continuos de cambio de domicilio.

2014-06-24T10:30:35+00:00 junio 24th, 2014|Información y defensa Jurídica|Comentarios desactivados en Ampliación de los supuestos de accidentes “in itinere”