Accidentes con animales. Cobertura de Cinegéticos

Home/Sin categoría/Accidentes con animales. Cobertura de Cinegéticos

Accidentes con Animales Cinégeticos

Es más frecuente de lo que pensamos sufrir un accidente tras chocar con un animal que invade la calzada mientras conducimos y más si lo hacemos por carreteras agrestes o de montaña. En este caso, ¿quién se encarga de cubrir los daños ocasionados si no tienes un seguro a todo riesgo?

 

En España los terrenos cinegéticos o zonas de caza controlada ocupan el 77% del Territorio español. Concretamente en Castilla y León, una de las zonas con más atropellos a animales, más del 88% de su superficie son terrenos cinegéticos. Jabalíes, corzos, ciervos, zorros, conejos, aves, gamos, gatos monteses, liebres son los animales salvajes más atropellados en carretera.

¿Quién es el responsable del atropello de animales en carretera?

Según la nueva normativa de Tráfico que entró en vigor en 2015, la responsabilidad en caso de impacto, colisión o atropello con animales en carretera recae por defecto sobre el conductor, haciendo prácticamente imposible reclamar contra los cotos de caza.

Para su utilización, se requiere contar con un atestado de la autoridad competente, aunque no es necesario que este señale la responsabilidad del animal en el accidente.

 

accidentes con animales
Sólo hay dos circunstancias que no culpabilizan al conductor:

1 – Cuando el atropello del animal sea consecuencia directa de una acción de caza mayor llevada a cabo el mismo día o a las 12 horas anteriores al incidente.

2 – Cuando el accidente sea consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo o por no disponer de la señalización. En este caso el responsable es dueño del coto o el responsable del mantenimiento de la carretera que da lugar a los hechos.

 

¿Qué hacer si se cruza un animal en la carretera?

– Atención a la señalización de advertencia de animales sueltos en carretera, ya sean salvajes o animales domésticos. No es extraño encontrar perros o gatos atropellados.
– En tramos con posibles animales sueltos, reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.
– Si te cruzas con un animal, evita tocar el claxon para que no se asuste y, si no se mueve, utilízalo, pero con suavidad. Si no consigues que se aparte, llama a los servicios de emergencia.
– Pasa al lado del animal muy lentamente, nunca se sabe cómo puede reaccionar ya que suelen estar desorientados.
– Cuidado tras ver un animal en la calzada o en los alrededores porque detrás podría haber más.

Y si circulas por la noche con luz de carretera y divisas un animal, cambia a luz de cruce para no deslumbrarle y evitar que se quede parado en medio de la carretera. Si llevas la luz de cruce, no des las largas, provocarás que se quede inmóvil.

 

 

 

 

2020-02-13T10:25:09+00:00 7 febrero 2020|0 Comments

Leave A Comment

LLAMAR GRATIS