10 Consejos para viajar en Verano

Home/Tráfico y Seguridad Vial/10 Consejos para viajar en Verano

El verano es una época en la que los desplazamientos por carretera aumentan exponencialmente. Aunque las condiciones meteorológicas en este periodo suelen ser más adecuadas para la conducción, se dan ciertas particularidades que hacen que el riesgo de accidente aumente:

-En primer lugar aumenta el número de desplazamientos, lo que afecta a la circulación, que suele ser más intensa.

-Gran parte de estos desplazamientos suele ser de largo recorrido, y afectan por tanto al estado del conductor si no se realizan los descansos recomendados.

-Algunos de estos desplazamientos se producen en horario nocturno, lo cual afecta a la visibilidad y de nuevo al conductor.

Desde la DGT se recomiendan dos reglas básicas: prevención y prudencia, que nos permitirán evitar imprevistos y situaciones de riesgo.

– Puesta a punto del vehículo y mantenimiento. Es recomendable en primer lugar preparar el vehículo para el viaje: chequeando el estado de la batería, dibujo y presión de los neumáticos, niveles de agua y aceite, comprobar los faros y pilotos, el correcto funcionamiento del limpiaparabrisas…

Documentación. Debemos asegurarnos de llevar  el Permiso de Circulación, la ficha de la ITV y la Póliza del Seguro y el justificante de pago de esta última.

Planificación del itinerario consultando, siempre que sea posible, información o previsión de tráfico. Evitaremos fijarnos una hora de llegada y realizaremos descansos cada dos horas o 200 km.

-En cuanto a climatología el sol es habitualmente el mayor problema: llevaremos gasas de sol y recurriremos a los parasoles del vehículo. Es recomendable vestir ropa ligera y cómoda y mantener la temperatura interior del vehículo en torno a los 19-24ºC para evitar el adormecimiento del conductor.

-Antes de ponernos ante el volante evitaremos el consumo de alcohol y también las comidas copiosas.

Prestaremos especial atención al equipaje asegurándonos de que todo va bien colocado en el maletero para no incomodar a los pasajeros ni entorpecer la visibilidad del conductor. En caso de accidente, los bultos sueltos pueden ser especialmente peligrosos.

Durante el trayecto respetaremos las normas de tráfico y adecuaremos la velocidad al tipo de vía y las condiciones de la misma.  Aumentaremos la precaución para reaccionar ante situaciones adversas como retenciones inesperadas o accidentes, e informaremos al resto de vehículos mediante el encendido de los cuatro intermitentes. Mantendremos en todo momento la distancia de seguridad y utilizaremos el carril izquierdo exclusivamente para realizar adelantamientos.

En caso de sufrir una avería, nos detendremos en la parte más alejada de la calzada.(siempre que sea posible). En todo momento llevaremos puesto el chaleco reflectante y colocaremos los triángulos para informar de la incidencia al resto de vehículos.

En caso de observar o sufrir un accidente, recordaremos proteger la zona, avisar a los servicios de emergencia y socorrer a los heridos.

Desde Confía Accidentes insistimos en las máximas de la DGT sobre prevención y prudencia, actitudes clave para prevenir situaciones de riesgo en carretera. Te animamos a disfrutar del trayecto y de tus vacaciones y, si sufres un accidente, recuerda que nos encargamos de todo el proceso legal para que puedas obtener la mejor indemnización con la mínima preocupación.

2016-07-01T17:33:32+00:00 julio 1st, 2016|Tráfico y Seguridad Vial|Comentarios desactivados en 10 Consejos para viajar en Verano